¿Dónde quedarte en Nueva York?

Te damos algunas pistas para encontrar alojamiento bueno, bonito y barato

Maratón de Nueva York
(Photo by Joshua Newton on Unsplash)

Debemos partir de la base de que Nueva York (bueno, más bien Manhattan) es una ciudad poco asequible. Por una cuestión sencilla de espacio: es una isla, y no hay espacio para crecer más. Con lo que el precio del metro cuadrado se cotiza como el oro. Pero merece la pena rascarse un poco el bolsillo para pasar unos días, y más si es para correr su maratón. Hay varias posibilidades, de menor a mayor presupuesto:

Amigos

Con un poco de suerte puede que tengas un conocido o un familiar que vive en Nueva York. Y más en los últimos tiempos, que se ha acrecentado el flujo migratorio a la Gran Manzana en busca de una oportunidad. Si te quedas con ellos, ahorras en el capítulo de alojamiento. A cambio, llévales un obsequio. Una buena botella de vino español y un lote de productos de la tierra serán muy agradecidos por parte de quien te hospeda, ya que es posible que lleven meses sin probarlos. Además, se alegrarán mucho con tu visita. Pero tampoco te pases: el equilibrio perfecto para estar en casa de alguien acaba cuando te empiezan a preguntar qué día te ibas.

Home Exchange

Es una opción en la que «pagas» con tu casa. Como dice el propio nombre de esta página, se trata de un intercambio. Cedes tu hogar a la persona en cuya casa te vas a quedar. Es una opción excelente, muy económica y con total garantía.

Airbnb

Esta web de alquiler de habitaciones tiene mucho éxito. Por un módico precio podrás alojarte en una vivienda compartida en una zona bien situada. El único inconveniente es que tendrás que convivir con un desconocido. Pero la gran ventaja es que éste te dará buenos consejos sobre dónde ir y podrás practicar tu inglés con él. Yo elegí esta opción cuando viví en Nueva York en 2013, y fue una de las mejores experiencias de mi vida. La anfitriona es la agradable Jennifer y su hija Lucca. Una casa amplia, limpia y justo al lado del East River frente al Williamsburg Bridge donde salía a entrenar. Tienes un montón de posibilidades para elegir y, con un poco de suerte, quedarte en un apartamento de ensueño a un módico precio.

Apartamentos

En webs como Craiglist podrás tener una buena referencia. En este caso, la vivienda está vacía, sin el propietario dentro. Es una alternativa bastante buena si viajáis un grupo de personas, ya que tendréis toda la casa a vuestra disposición. Además, al disponer de cocina, podréis comer allí, con el ahorro que ello conlleva. Te puedo recomendar algunos lugares interesantes, como “La casa de mis primos”, “Hello apartments” o el “Centro Español”, en la 14th Street. Todos ellos están gestionados por españoles. Y, si les dices que vas de mi parte, te tratarán mejor.

Hotel

Si no quieres preocuparte por cocinar o hacer la cama, éste es tu plan. Como podrás imaginar, la oferta hotelera en la ciudad es ingente (más de 65.000 habitaciones). Los hay para todo tipo de bolsillos, desde el modesto hostel (una especie de hostal) hasta el lujoso cinco estrellas. Sólo un aviso: el nivel de los hoteles en Nueva York está por debajo del que hay en nuestro país, por lo que si reservas un hotel de cuatro estrellas, probablemente estés yendo al equivalente de dos en España. A mí me gustan mucho el Nomad (más moderno) y el Newyorker (un edificio histórico art deco, muy cerca de la expo del corredor, que acaban de renovar).

Sea cual sea tu decisión, siempre recomiendo que busques el alojamiento cerca de la zona de la meta, en el Upper West Side, entre la 60th y la 90th Streets. Es un área que no se encuentra demasiado alejada del centro y está justo al lado de Central Park para los rodajes de los días previos. Pero, sobre todo, para que, al acabar la maratón, tu vuelta a casa no se convierta en una tortura. De esta forma, también evitarás tener que buscar el metro (con las consiguiente dolorosa bajada de escaleras que supone), al que todos intentan acceder en ese momento para regresar. No sabes lo que agradecerás que el alojamiento esté a pocos minutos.